La mujer embarazada debe armarse de paciencia ya que los cambios en la piel se darán durante todos los meses de gestación.
Home

Consejos para mantener la piel sana durante el embarazo

Durante el embarazo, tanto el cuerpo de la mujer como su piel sufren modificaciones. Los cambios en el aspecto de la piel durante el embarazo se deben principalmente a la carga hormonal y a la distensión provocada por el aumento de volumen.

Las hormonas provocan un empobrecimiento de la secreción de las glándulas sebáceas que se traduce en una mayor sequedad de la piel. Las principales alteraciones en la piel provocadas por el aumento de volumen de la embarazada son las estrías.

Operación “cero estrías”

Existen diferentes razones por las que se debe cuidar la piel durante el embarazo. La razón de más peso por la que se debe cuidar la piel durante el embarazo es por las estrías. Éstas una vez que aparecen es muy difícil eliminarlas por lo que es mejor prevenir su aparición.

Las estrías son unas marcas de forma alargada que aparecen en la piel. Al principio, son de color rosado o violáceo pero con el tiempo se van aclarando hasta volverse blancuzcas. Para prevenir su aparición es necesario utilizar alguno de los productos específicos desarrollados para ello. Estos productos especializados están destinados fundamentalmente a aumentar la elasticidad de la piel y la capacidad de distensión de la piel.

Otros cambios de la piel

Además de las estrías que es el cambio más frecuente, se da el caso en algunas mujeres que presentan en su piel una especie de parches de color marrón o amarillento alrededor de los ojos y sobre las mejillas y nariz. En este caso estamos ante un cloasma, aunque coloquialmente se conoce como “máscara del embarazo”.

 Otra de las alteraciones más frecuentes en la piel de la embarazada son la aparición de unos puntos rojos con pequeñas irradiaciones en forma de estrella. Marcas cutáneas se llaman angiomas estelares y suelen desaparecer después del parto.

Consejos para lucir una piel sana y preparar el post-embarazo

  1. Buena alimentación: Lo primero y principal es llevar una buena alimentación. Ya hemos repetido en ocasiones anteriores que la alimentación que llevemos se refleja en el aspecto de la piel. Además en el caso de las embarazadas, comer adecuadamente previene el aumento de peso y así la piel no se somete a grandes estiramientos. Evitando un aumento de peso excesivo, la aparición de estrías será menor.
  1. Peeling facial: Un peeling facial es una buena opción para el cuidado de la piel de las embarazadas. Los peelingsfaciales mecánicos son una buena exfoliación para retirar impurezas y células muertas. Haciendo uso del peeling una vez a la semana, la piel estará limpia, suave y elástica.
  1. Protección solar: En el caso de las embarazadas la protección solar deberá ser con pantalla total y se debe hacer un uso diario de la misma para así evitar alteraciones de pigmentación y fotoenvejecimiento ya que es cuando la piel está más sensible.

La mujer embarazada debe armarse de paciencia ya que los cambios en la piel se darán durante todos los meses de gestación. Estando atenta y dotándole a esas alteraciones de los mejores cuidados, no será imposible lucir una piel sana y cuidada.

Post anterior Post siguiente

También te puede gustar

No hay comentarios

Dejar una respuesta